Según la normativa europea R.E nº 852/2004  se establece la obligatoriedad para todo establecimiento alimentario a elaborar alimentos seguros, y para garantizarlo debe disponer de un SISTEMA DE AUTOCONTROL.

El SISTEMA DE AUTOCONTROL es una herramienta mediante la cual, gracias a unos procesos sistematizados de control vamos a prevenir y eliminar los diversos peligros (químicos, físicos, biológicos, alérgenos) que puedan aparecer.

  • Las empresas alimentarias han de tener un Sistema de Autocontrol correctamente implantado y actualizado. En la práctica diaria son un conjunto de documentos que podemos tener en papel o en soporte informático. Debemos tenerlos siempre a mano, para ir rellenando los registros o para tener a disposición de la Autoridad Sanitaria
  • Este sistema de autocontrol consta de dos partes diferenciadas, Los PRERREQUISITOS (o planes generales de higiene) con los que mantendremos bajo control la contaminación que pueda venir de fuera y el APPCC, en el que buscaremos los puntos más conflictivos en la producción.