Saltar la navegación

Ud.4. Gérmenes que provocan las toxiinfecciones alimentarias.

 
Existen distintos tipos de microorganismos capaces de provocar enfermedades relacionadas con la ingesta de alimentos: Salmonella, Clostridium botulinum, Staphylococus aureus, Listeria monocytogenes y Escherichia coli, etc. son los nombres de los más habituales implicados en dolencias de este tipo.
Vamos a recordar los aspectos más importantes relacionados con estos gérmenes y las enfermedades que producen. Por supuesto no es necesario que recuerdes su nombre, pero sí que reconozcas sus efectos y la forma de controlar su crecimiento y multiplicación.

 

Principales enfermedades alimentarias causadas por bacterias y sus características:

Principales enfermedades alimentarias causadas por virus y sus características:

Los alimentos actúan sólo como vehículos de transporte hasta el hombre dado que los virus necesitan células vivas para multiplicarse.

VIRUS NORKWALK: HEPATITIS A:
Aparece en heces de personas infectadas. Se transmite de forma fecal-oral, por malas prácticas higiénicas y por consumo de alimentos contaminados: moluscos recogidos en aguas contaminadas y verduras regadas con aguas residuales. No se elimina mediante cocinado. Los síntomas suelen aparecer entre 24 y 48 horas post-consumo. Produce vómitos, diarreas, dolor abdominal y de cabeza e hipotermia.
Es la enfermedad más común de origen alimentario causada por virus. El hombre es la principal fuente. Se transmite de forma fecal-oral, por malas prácticas higiénicas y por consumo de alimentos contaminados (como moluscos recogidos de aguas contaminadas). Los síntomaspueden aparecer 3-6 semanas después de la infección y varían entre síntomas gripales, ictericia (piel y ojos amarillos) y orina oscura.

Principales enfermedades alimentarias causadas por mohos y sus características:

Los mohos son hongos filamentosos multicelulares cuyo crecimiento en la superficie de los alimentos se suele reconocer fácilmente por su aspecto lanoso o aterciopelado. Suelen crecer en los ambientes que les son hostiles a las bacterias, sobretodo en ambientes secos y en ambientes ácidos. Crecen en frutas, hortalizas, pan, mermeladas, yogur.

Algunos mohos segregan una micotoxina cuando las condiciones les son desfavorables. Esta toxina ataca al organismo que las consume. El daño se hace de una forma crónica. El organismo va acumulando las toxinas y al cabo de los años aparecen los síntomas. Actualmente se sabe con certeza que estas toxinas provocan cáncer, especialmente de hígado.