Saltar la navegación

Ud.5. Prácticas para evitar la contaminación de los alimentos.

 

La CONTAMINACION de los alimentos puede producirse en cualquier momento desde la producción primaria como por ejemplo la cosecha, pasando por la elaboración a nivel industrial, e incluso cuando se prepara la comida en el hogar. Teniendo en cuenta esto último, usted tiene un rol fundamental en la prevención de la contaminación de los alimentos que adquiere así como los que elabora y/o manipula en su hogar. Siempre tenga presente los siguientes consejos. Estos le ayudarán a Prevenir la Contaminación de sus alimentos.

Las 4 normas básicas.

LIMPIAR

  • Lavase las manos frecuentemente empleando agua potable, especialmente antes de comenzar a preparar la comida.
  • Limpie bien los vegetales y alimentos crudos empleando agua potable.
  • Después de preparar cada alimento y antes de comenzar con el siguiente, lave bien las tablas de cortar, los platos, utensilios y superficies de las mesadas con agua caliente y mucho detergente.
  • Prefiera utilizar toallas de papel para limpiar las superficies de la cocina. Si usa paños de tela, procure lavarlos a menudo en el ciclo caliente de su maquina de lavar la ropa.

SEPARAR

  • Evite la contaminación cruzada entre los alimentos crudos y los cocidos durante su elaboración o almacenamiento.
  • Separe las carnes, aves y los mariscos de los otros alimentos en el changuito de las compras así como en la nevera de su hogar y durante su preparación culinaria.
  • Si es posible use una tabla de cortar solamente para carnes crudas. (Sugerencia use tablas de distintos colores).
  • Nunca coloque alimentos cocinados en un plato que haya contenido carne, aves y mariscos sin previa higienización.
  • Coloque adecuadamente los productos en la nevera . Los productos lácteos deben ir en los estantes superiores, las carnes en el medio y las frutas y verduras en la parte inferior. Cuide que no existan derrames de jugos de carnes y si los hay que no contaminen los productos listos para comer.

COCINAR

  • Un buen arma para destruir a las bacterias dañinas es la cocción adecuada de los alimentos. Cuando decimos adecuada nos referimos tanto al calor aplicado al alimento como al tiempo de cocción empleado. Usted debe cocinar los alimentos por suficiente tiempo y a temperaturas elevadas.
  • Use adecuados tiempos y temperaturas de cocción. Evite el consumo de carnes que al cortarlas tengan jugo rojo.
  • Recaliente alimentos a su correcta temperatura ( 70C ). para destruir las bacterias responsables de intoxicación alimentaria.
  • Si compra comidas preparadas por teléfono y llegan frías, vuelva a calentarlas hasta 70 C antes de consumirlas. Si deben llegar congeladas asegúrese que se ha conservado la cadena de frío.
  • Los huevos deben cocinarse hasta que la yema y la clara estén bien firmes.
  • El pescado deberá estar opaco y desmenuzarse fácilmente con el tenedor.
  • Al cocinar en el horno de microondas debe asegurarse de que no queden porciones frías en los alimentos, en las cuales las bacterias pueden sobrevivir. Para obtener mejores resultados, cubra los alimentos, mézclelos y hágalos girar para que se cuezan de manera pareja. Si no hay plato giratorio en su horno microondas, haga girar el plato manualmente una o dos veces durante su cocción.
  • Cuando recaliente salsas, sopas y salsa de carnes, hágalas hervir.

ENFRIAR

    • Los alimentos deben refrigerarse tan pronto como sea posible. Ya que las temperaturas frías impiden que las bacterias crezcan y se multipliquen.
    • Ajuste la temperatura de su nevera de manera de que este por debajo de los 4°C y la del congelador a 0°C . Verifique estas temperaturas de vez en cuando.
    • Nunca descongele alimentos a temperatura ambiente. Haga descongelar los alimentos bajo el chorro de agua fría de la canilla o en el horno microondas. Los alimentos en adobo deben colocarse en el refrigerador.
    • No coloque excesiva cantidad de alimentos en el refrigerador. El aire frío debe circular libremente para mantenerlos en buen estado. Para congelar alimentos hágalo en pequeñas porciones.
    • Almacene bien los alimento en el freezer y respete su fecha de vencimiento.
    • No congele alimentos previamente descongelados. Cocínelos y guárdelos luego. Si ya estaban cocidos, consúmalos. No los vuelva a congelar.
    • No guarde alimentos calientes directamente en el refrigerador, enfríelos previamente.
    • No prepare alimentos con demasiada antelación y conservados dentro de la zona de peligro, en lugar de en refrigeración .
    • No deje enfriar la comida preparada fuera de la nevera y antes de guardarla. Enfríe las sobras de comidas calientes a 21 C en un plazo máximo de 2 horas y de 21 C a 4 C o menos en un plazo adicional de 4 horas. (Por ejemplo usando banos de agua fría).
    • No mantenga abiertas las puertas del refrigerador o congelador por más tiempo del que necesita para guardar o sacar el alimento porque se incrementa la temperatura del aire en la unidad.