Saltar la navegación

Ud. 1. El manipulador como fuente de contaminación.

Las personas que manipulan alimentos son una de las principales fuentes de contaminación. Los seres humanos albergan gérmenes en ciertas partes de su cuerpo que pueden transmitirse a los alimentos al entrar en contacto con ellos y causar enfermedad.

La piel, las manos, la nariz, la boca, los oídos y el pelo son partes del cuerpo humano a las que se debe prestar especial atención cuando se manipulan alimentos.

También debe tenerse especial cuidado con los cortes o heridas, con el tipo de ropa que se utiliza durante el trabajo, con los objetos personales y con los hábitos higiénicos en general.

Lavado de las manos


¿PODRÍA REALIZAR MENTALMENTE EL RECORRIDO QUE HICIERON SUS MANOS?

...... O todo lo que tocarón, desde que se despertó esta mañana hasta que empezó a leer este artículo?. ¿Sería capaz de mencionar cuantas veces se lavó las manos durante el día?. Seguro que se lavó las manos cuando se levantó por la mañana, eso es bueno pero haga memoria y piense desde que hora no se las ha vuelto a lavar!!!.

A lo largo del día sus manos entran en contacto con distintas superficies: manijas del colectivo, dinero, alimentos, mascotas,basura existiendo de esta manera la posibilidad de que sus manos se contaminen y por lo tanto, de esta manera, contaminen los alimentos que usted adquiere, elabora y/o consume.

Para prevenir la transmisión de enfermedades a través de sus manos todo lo que tiene que hacer es lavarse las manos de forma correcta y frecuente.

¿Cuándo hay que lavarse las manos?

    • Antes de empezar el trabajo y al término del mismo, incluyendo los brazos y antebrazos.
    • Después de una pausa en el trabajo.
    • Cuando se cambia de tarea.
    • Después de tocar alimentos crudos.
    • Después de realizar tareas de limpieza de utensilios y/o superficies.
    • Después de tocar algún animal.
    • Después de todas las visitas al servicio.
    • Después de sonarse la nariz, estornudar y toser, tapándose la boca con las manos
    • Después de tocar dinero.
    • Tantas veces como sea necesario.

 

El lavado de manos debe acompañarse del uso de jabón, por el efecto emulsionante que tienen estos sobre las grasas, de un frotamiento vigoroso, por el efecto abrasivo del mismo, y del enjuague con abundante agua, ya que ésta arrastra partículas sueltas que contienen gérmenes.

Además, para asegurar una higiene completa de las manos, la industria debe poseer un lavamanos de accionamiento no manual, y papel de un sólo uso para el secado de las mismas.

En caso de haber heridas en las manos se cubrirán con una cubierta impermeable, tanto para evitar una posible infección, como para evitar la contaminación de los productos manipulados.

El uso de guantes es necesario sobre todo para la manipulación de materias primas muy contaminadas. Estos guantes deben ser de un solo uso, y si no, deben ser lavados con la misma frecuencia que las manos