Saltar la navegación

Ud. 1 Recepción de Materias Primas

Buenas Prácticas de Manipulación durante la fase de recepción de materias primas.

La adquisición de materias primas y productos auxiliares (envases, recipientes, etiquetas, etc), es importantísima para garantizar la salubridad de los productos finales. Podemos conseguirlo siguiendo una serie de pautas:

  • Las materias primas deben proceder de proveedores autorizados y cumplir las correspondientes Reglamentaciones Técnico – Sanitarias,.
  • Debe comprobarse y conservarse toda la documentación que acredite el origen de las materias primas y demás productos adquiridos.
  • Se observarán las características exteriores de calidad en los productos no envasados, como olor, color, textura, …así como las condiciones de higiene del transportista y el vehículo.
  • Comprobar que los envases no tengan deformaciones, ni roturas, que lleven marcadas las fechas que correspondan, de caducidad o consumo preferente, y rechazar aquéllos sin fecha, o con la fecha vencida, o cuyos envases no estén íntegros.
  • No se adquirirán alimentos que deban conservarse bajo frío si están expuestos a la temperatura ambiente o cámaras frigoríficas con temperaturas superiores a las que precise el producto.
  • Rechazar por norma todo producto, no envasado que, debiendo consumirse tal como se vende, sea manipulado por el distribuidor y transportista de manera inadecuada, igualmente aquellos productos colocados en mostradores sin protección y que estén expuestos a contaminación por parte de compradores, de insectos, etc.
  • Tratándose de conservas o semiconservas enlatadas, rechazar las latas abombadas o con cualquier deformación u oxidación, o que ofrezcan sospechas de tener poros o fisuras por los que haya podido introducirse aire.
  • Adquirir los productos congelados, comprobando que se hallen bien conservados, con envases en buen estado, sin deformaciones o signos de descongelación; y transportados en bolsas isotermas o en vehículos provistos de aislamiento térmico.
  • Los aditivos alimentarios (colorantes, conservantes, espesantes, gasificantes, …) estarán envasados y etiquetados con la información necesaria para su correcta utilización.
  • Una vez adquiridas las materias primas, su manipulación deberá ser de tal forma que la descarga y el almacenamiento se realicen con rapidez y evitando cualquier deterioro del producto de acuerdo con el estado físico de estas materias primas. Nunca colocar materias primas directamente en el suelo.
  • Los productos que no se devuelvan inmediatamente al proveedor por anomalías deben ser identificados correctamente y aislados del resto del lote.